Salvador Oñate Ascencio y Salvador Oñate Barrón: los genios de SoniGas

La trayectoria empresarial de Salvador Oñate Ascencio y Salvador Oñate Barrón ha sido verdaderamente impresionante.

Efectivamente, ambos guanajuatenses se han dedicado en cuerpo y alma a impulsar empresas de gran envergadura en México -su país natal-, tales como SoniGas.

SoniGas es la empresa gasera más influyente de la república mexicana ya que se ha encargado de proveerle Gas Licuado de Petróleo (LP), a las personas naturales y jurídicas, con un éxito intachable desde hace más de 25 años.

Esto significa que Salvador Oñate Ascencio y Salvador Oñate Barrón han trabajado muy duro para que SoniGas lidere el mercado del LP durante más de dos décadas, lo cual es digno de admirar.

thumbnail_11. SALVADOR OÑATE ASCENCIO Y SALVADOR OÑATE BARRÓN. SONIGAS. ENERO.

SoniGas en la cúspide del éxito

Aunque SoniGas comenzó sus operaciones en los años 70, hoy por hoy sigue siendo un referente de calidad y excelencia a lo largo y ancho del territorio nacional.

También vale la pena recordar que esta compañía gasera fue inaugurada en una época en la que no existían este tipo de empresas en el país, lo cual deja en evidencia que marcó un hito sin precedentes en este sector.

Esto significaba que Salvador Oñate Ascencio y Salvador Oñate Barrón estaban al tanto de que las necesidades y requerimientos gaseros de los mexicanos no estaban siendo atendidos de ninguna forma, y en consecuencia, decidieron darle vida a SoniGas.

SoniGas suple necesidades gaseras en México

Actualmente, Salvador Oñate Ascencio y Salvador Oñate Barrón están más comprometidos que nunca con el mejoramiento continuo de los servicios de SoniGas.

De esta forma cada vez más mexicanos podrán beneficiarse con sus operaciones, lo cual llena de emoción y orgullo a estos dos empresarios.

En síntesis, SoniGas es una de las empresas más sólidas y consolidadas del país, y todo indica que seguirá dando de qué hablar en los próximos años gracias a las buenas gestiones que realizarán Salvador Oñate Ascencio y Salvador Oñate Barrón.